[et_pb_dcsbcm_divi_breadcrumbs_module homebreadcrumbtext=»Inicio» hide_currentbreadcrumb=»off» computed_field_html_payload=»Inicio » Servicios » Podología » Podología pediátrica

» _builder_version=»3.20.2″ fontsbreadcrumbs_font=»||||||||» fontsbreadcrumbs_text_color=»#000000″ fontsseperator_font=»||||||||» fontsbreadcrumblinks_font=»||||||||» custom_margin=»20px||» _i=»0″ _address=»0.0.0.0″][/et_pb_dcsbcm_divi_breadcrumbs_module]

Podología pediátrica

En la Clínica ESPOFIS tenemos especial atención hacia los niños, ya que en ellos es posible realizar acciones preventivas que consigan mejorar la manera de caminar y así evitar posibles lesiones futuras.

Los pies del niño están en constante desarrollo y cambio, vigilar esta evolución del pie durante la infancia es de suma importancia. Solucionar problemas en el pie del niño es prevenir problemas en el pie del adulto.

Durante el crecimiento es importante observar si su hijo/a:

  • Tarda en comenzar a caminar.
  • Camina con dificultad o de forma extraña (Mete o saca las punteras, vuelca los pies hacia adentro o hacia fuera, cojea…)
  • Tropieza y cae con frecuencia.
  • Se queja de dolor en los pies, rodillas, caderas, espalda… o se cansa fácilmente.
  • Presenta durezas, callosidades, ampollas u otras lesiones en la piel y uñas de los pies.